24.5 C
Partido
viernes 30/07/2021

María Cristina Camilo, “la gran soberana del pueblo” que sigue activa en los medios a los 102 años

De María Cristina Camilo se puede escribir muchas cosas. Sus más de 70 años en los medios, los locutores que ha formado durante su dilatada carrera como formadora de profesionales de la locución en el país y las risas que generó con sus participaciones en diversas producciones radiales, televisivas y cinematográficas.

“Maíta”, como la conocen sus allegados, inició en los medios de comunicación en la década 50. Considerada la primera mujer en convertirse en locutora y el primer rostro femenino en presentarse en la televisión dominicana, cuando presentó el primer programa criollo, “Romance Campesino”.

Hoy, a sus 102 años de edad, la dama del buen decir, continúa lúcida, apostando a la palabra bien articulada y la elocuencia de siempre. Así lo demostró en la más reciente entrega de los Premios Soberano, donde fue reconocida por su extensa carrera en los medios de comunicación. Un reconocimiento que, aunque bien merecido y valorado, dejó en los dominicanos un sentimiento de incomprensión. Querían más.

En una encuesta realizada a través de las redes sociales de Diario Libre, un día antes de la ceremonia número 36 de los galardones más importantes del arte nacional, el nombre de la veterana actriz sobresalió ante las pregunta de quién creían merecedor de el Gran Soberano. El máximo galardón no llegó, pero la veterana actriz reafirmó el cariño y el respeto que le tiene el público a su carrera.

Nació un 25 de diciembre del años 1918 en San Francisco de Macorís. La centenaria profesional de la comunicación estudió locución, arte dramático, actuación, piano y enfermería.

Aunque no conoció a su madre, porque murió cuando era muy pequeña, su lado materno se desarrolló, no solo por el amor a su hijo, Danilo González, fruto del matrimonio con el señor José Francisco González Disla. Nietos y bisnietos son sus mayores tesoros, como lo dijo durante su discurso en el reconocimiento otorgado en los Soberano y por la cantidad de profesionales que hoy la consideran su madre en los medios, de quien aprendieron y siguen aprendiendo.

Y es que, Camilo continúa activa. Su programa “Abuelos TV”, se transmite por el canal 4, donde sirve de orientación en temas que afecta a las personas de la tercera edad.

Su padre se llamaba, Basilio Camilo Pantaleón. Ella cuenta que la crió una tía que llevaba el mismo nombre de su papá, Basilia Camilo Pantaleón y su tía, junto a esposo Bartolo Amarante, con 20 años de casados, no tuvieron hijos y le dieron mucho amor.

La llevaron a la escuela Inmaculada Concepción, y allí con las monjas aprendió a hablar, y gracias a ellas luego se hizo locutora.

En su juventud, María Cristina Camilo estudió enfermería y trabajó por casi doce años, en la clínica del Doctor Antonio Guzmán, donde ganaba 20 pesos mensuales.Su incursión en la radio

Un anuncio en el que se decía que la emisora “La Voz del Yuna” necesitaba contratar cinco locutores con títulos de bachiller y correcta dicción, fue la oportunidad perfecta que Camilo observó para integrarse a una profesión que le daría tanto.

Con ella se inició lo que en esa época era un fenómeno en la comunicación en el año 1952, por ser la primera locutora nacional en hablar por La Voz Dominicana, la tercera en América. Dejó inaugurada la televisión criolla con el programa Romance Campesino, con Macario y Felipa (Toña Colón, y Luis Mercedes Miches).

Debutó como presentadora en el primer programa, difundido por la recién inaugurada empresa el primero de agosto de 1952, La Voz Dominicana, canal cuatro. Su primera tarea ante las cámaras fue presentar el programa “Romance Campesino”, en vivo y directo. Tras su debut, María Cristina siguió con otras tareas, incluyendo la lectura de comerciales, con su voz en off.

Un encuentro memorable

Ha contado en varias entrevistas, que, el día que la recibió, Petán Trujillo le preguntó, extrañado: “¿Muchacha, qué tú haces aquí?”, y ella le respondió contándole su aspiración de trabajar como locutora. Entonces él le inquirió si ella era locutora. María Cristina le dijo que no, pero le precisó que tenía condiciones para trabajar en la radio y le solicitó una audición.

“De regreso a la casa donde estaba viviendo, ni siquiera llegué a quitarme la ropa cuando me dijeron que Petán Trujillo me había mandado a buscar en un jeep de la empresa para que fuera nuevamente a la emisora”, contó en una ocasión.

Agradecida de Acroarte

Pese a no obtener el Gran Soberano, como lo pedía el público, María Cristina, honrada y humilde, le dedicó unas emotivas palabras al pueblo dominicano.

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Nuestras Redes Sociales

1,803FansMe gusta
37SeguidoresSeguir
1,200suscriptoresSuscribirte

Opinión: Los más afectados en una crisis económicas, quienes son?

Tatis Zacarías, jmtatiszacarías@gmail.com La economía de la República Dominicana, que se ha sostenido en los últimos años, en renglones que no tocan ni se refleja...

Latest Articles