En el último fin de semana de la campaña electoral, el activismo político cobró fuerzas y los dirigentes acudieron al tradicional método de mano a mano sin importar la amenaza de las lluvias y la pandemia del COVID-19, la cual está en pico más alto con 13,235 casos activos y casi mil contagios a diario.

El presidente Danilo Medina salió ayer del confinamiento y se lanzó a las calles en apoyo a Gonzalo Castillo, candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), durante un recorrido por las provincias norteñas de Puerto Plata, Santiago, Espaillat y La Vega. Margarita Cedeño, vicepresidenta de la República y aspirante al mismo puesto, recorrió los sectores Gualey, ensanche Espaillat, 24 de Abril, 27 de Febrero y Villa Juana, pertenecientes a las Circunscripción 3 del Distrito Nacional.

De forma paralela, su esposo y rival político, Leonel Fernández, transitó varios sectores capitalinos, donde juramentó a miembros del PLD. Desde hace varias semanas, el expresidente recorre el país en busca de adeptos para la Fuerza del Pueblo, organización con la que debutará en las elecciones del domingo 5 de julio, luego de dejar el PLD, partido al que perteneció por 46 años y al que ahora ataca duramente.

Mientras que el candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, se recupera por completo del COVID-19, los dirigentes de esa organización siguen en las calles en busca de conquistar la Presidencia y varios escaños en el Congreso Nacional. Raquel Peña, candidata vicepresidencial, recorrió Azua en apoyo a la aspirante a senadora, Lia Díaz, y David Collado, exalcalde del Distrito Nacional, acudió a La Vega en respaldo a los candidatos de esa demarcación.

En los primeros meses del estado de emergencia, los políticos se auxiliaron de las conferencias virtuales para mantenerse en contacto con sus seguidores y trazar las estrategias de campañas. Pero este domingo 28 de junio, en ningunas de las actividades políticas se mantuvo la distancia de dos metros, una de las principales medidas preventivas que han dispuestos las autoridades sanitarias para evitar la expansión del COVID-19, y que está sustentada en el decreto 213-20 sobre la extensión de estado de emergencia hasta el primero de julio.

Las acciones de los dirigentes políticos que aspiran dirigir por los siguientes cuatro años el país ocurren en momento que la pandemia está en su punto más crítico: los centros médicos siguen camino a la saturación. Hay 3,042 hospitalizados, de las cuales 201 personas están en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), según el boletín 101 del Ministerio de Salud Pública, que también contabiliza 728 defunciones y 31,373 casos acumulados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here