Santo Domingo, 21 may.- La Vicepresidencia de la República reveló este jueves que tres hombres, dos de ellos apresados, perpetraron un presunto fraude de más de 1,5 millones de pesos sobre las transferencias emitidas por el Gobierno al programa Progresando con Solidaridad (Prosoli).

Asimismo, se informó de que 12 comercios fueron excluidos de la Red de Abastecimiento Social (RAS), tras la detección de acciones fraudulentas por parte de estos.

De acuerdo con un comunicado, Eddy Nelson Rodríguez Cepeda y Edwin Luis Peralta Jiménez fueron apresados, mientras se persigue a un tercer hombre no identificado.

Rodríguez Cepeda, a quien le impusieron tres meses de prisión preventiva, fue arrestado en su casa en Santiago, mientras que Peralta Jiménez fue detenido en su vivienda en La Vega.

Los acusados, que realizaban la mayoría de los delitos en Santiago, Samaná, Moca, Salcedo y otros puntos del país, copiaban las informaciones electrónicas de las bandas magnéticas de las tarjetas y luego utilizaban dichos datos para realizar transacciones fraudulentas a través de comercios adheridos a la Red de Abastecimiento Social (RAS).

Esto, destaca la información, impedía a las personas de escasos recursos hacer uso de los fondos que cada mes deposita el Gobierno a los programas Comer es Primero, Bonogás y Bonoluz.

Además, se pudo precisar que los presuntos implicados, haciéndose pasar por prestamistas, se presentaban en estaciones de combustible y otros establecimientos comerciales donde les pedían a los empleados y administradores que les permitieran pasar las tarjetas Progresando con Solidaridad a cambio de comisiones.

La Vicepresidencia aseguró que Rodríguez Cepeda elaboró conjuntamente con los demás implicados una estrategia dirigida a lucrarse a cuenta de los fondos públicos depositados a los beneficiarios en las tarjetas Progresando con Solidaridad.

En ese sentido, afirmó que los imputados realizaban transacciones de consumos fraudulentos mediante tarjetas clonadas y auténticas que no les pertenecían en los comercios y expendedores afiliados a la RAS, que canjeaban en valores de dinero en efectivo, y que se distribuían entre los tres.

Con relación a esas acciones, se identificaron 12 comercios ubicados en Santiago, Samaná, Salcedo y Moca que fueron inmediatamente excluidos de la RAS, al comprobarse que a través de ellos se realizaron transacciones que no fueron reconocidas por los titulares de las tarjetas de los programas sociales.

La información agrega que el fraude fue detectado gracias a una investigación dirigida por el Ministerio Público, a través de la Procuraduría Especializada Contra Crímenes y Delitos de Alta Tecnología (Pedatec) y la Policía Nacional, a través del Departamento de Investigaciones de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología (Dicat).EFE¡Comparte esta noticia!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here