Articulo

Danilo Medina, la debacle de un presidente permisivo

jmtatiszacarias@mail.com

El presidente Danilo Medina, inicia su mandato en la República Dominicana, el 16 de agosto de 2012,y se prolonga hasta el 16 de agosto de 2020, se recuerda que sustituyó en el cargo al expresidente Leonel Fernandez, y según sus palabras textuales, encontró un sombrero lleno de factura, alegando grandes deudas heredadas del gobierno que sustituía, pero en ese mismo escenario, fue enfático en sus pronunciamientos, ya que señalaba, y advertía, que actuaria con el tan solo hecho del rumor publico, sobre posibles actos de corrupción en su gobierno.

El gobierno del presidente Medina, inició en el 2012, dando muestra de poco carácter en cuanto a la conformación de un gabinete confiable para lo que seria un nuevo gobierno, ya que las mayorías de ministros del gobierno de Leonel Fernandez, quedaban en los cargos, o simplemente fueron movidos de un ministerio a otro, eran señales de humos, de que los compañeritos eran intocables, y que estaban por encima del bien común, de la colectividad.

El presidente Danilo Medina en su primer cuatrenio, emergió como uno de los gobernantes mejor valorados de América Latina y la región del caribe, pues su figura presidencial, fue creada bajo la base de la percepción, donde se involucraron cientos de periodistas, comunicadores, que luego salia ha relucir, figuras como la del brasileño Joao Santana, quien fungió como asesor de la campaña del Presidente Medina en el 2016.

En la República Dominica, sus pobladores comunes, ignoraban sobre las reales operaciones fraudulentas de la constructora brasileña Odebrech, esta hoya de grillos se destapa el 21 de diciembre de 2016, cuando el Departamento de Justicia de Los Estados Unidos, dio a conocer al mundo, las operaciones fraudulentas de este consorcio extranjero, y que involucra a funcionarios de gobiernos de República Dominicana, de haber recibido en sobornos sobre los 92 millones de dolares.

Joao Santana y su esposa, Mónica Moura, quienes hicieron grandes negocios de marketing con el gobierno dominicano, fueron condenados a mediados de 2017 en Brasil a cuatro años de prisión domiciliaria bajo acusaciones de lavado de activos y absueltos del delito de corrupción.

Pero la permisión del gobierno dominicano, fue tan a la clara, que sus lazos con Odebrech, que en el 2020, en plena pandemia, le desembolsaron más de 300 millones de dolares, por concepto de su maridaje en los negocios con la constructora.

En la actualidad, gracias a la permisividad y la complacencia de la justicia dominicana, por los casos de sobornos de odebrech, no hay condenados, y el pueblo clama por justicia sobre este tan sonado caso.

El gobierno del Presidente Medina, el cual está en su cuenta regresiva, pues le quedan unas cuantas horas para ser sustituido por Luis Abinader, fue blandengue con los escandalos que se produjeron en instituciones, tales como el Consejo Estatal del Azucar, Oficina de Ingenieros Obras del Estado (OISOE), Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), Caso de Los Tres Ojos, entre otros.

Podemos alegar sobre el Presidente Medina, fue bueno, permisivo, o quizás fue victima de la falta de carácter, o se pasó de bonachón, ingenuo, con las sanguijuelas, roedores, lisonjeros que tenia a su alrededor, que lo único que buscaban era servirse del gobierno, como dicen en los campos, solo le interesaba la teta de la vaca, al grupo de lambones engreídos que tenia a su alrededor, y que hoy, gracias a todos esos aprovechados, el epicentro gira, sobre el presidente que creyó en esos perversos, y que por tal razón, este 16 de agosto del 2020, le ha tocado salir por la puerta trasera del Palacio Presidencial.

Nos despedimos con esta frase de Arthur Miller (1915-2005) Dramaturgo estadounidense, «El carácter de una persona lo determinan los problemas que no puede eludir, y el remordimiento que le provocan los que ha eludido».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here