Santo Domingo.-La destituida jueza Claudia Cana谩n D铆az, del Juzgado de la Instrucci贸n de Santiago Rodr铆guez, se dedicaba a la venta de ropa de paca en las instalaciones del tribunal, adem谩s de otras faltas graves que le son atribuidas.

As铆 se hace constar en la sentencia del Consejo del Poder Judicial que decidi贸 su destituci贸n, que adem谩s establece que los hechos le son atribuidos constituyen 鈥渉echos injustificados con los cuales ocasion贸 graves lesiones a la imagen del Poder Judicial鈥.

En la audiencia del juicio disciplinario los miembros del Consejo del Poder Judicial, les mostraron fotograf铆as a Cana谩n D铆az, en la que se puede observar un gran nuero de prendas de vestir de m煤ltiples colores, sin embargo, esta respondi贸 que eran prendas de vestir que se le quedaban en el tribunal.

Adem谩s, en la audiencia y en los interrogatorios practicados a uno de los testigos por parte del Departamento de Inspector铆a del Poder Judicial, sali贸 a relucir que la jueza destituida iba al tribunal en pantalones corto.

Entre otras acusaciones que fueron formuladas por el Ministerio P煤blico en contra de la magistrada, y que fue acogida por el Consejo del Poder Judicial, dice que esta uso sus influencias para resolver problemas de amigos y familiares.

Tambi茅n por el hecho de actuar en favor de un imputado en el homicidio del nombrado Rafael Antonio Torres, y actu贸 en favor de otro acusado por violaci贸n a la ley 50-88, sobre drogas y sustancias controladas, Pascual Antonio N煤帽ez Rodr铆guez, entre otros casos que fueron detectados, y de instruir a los actores de sus procesos a cargo en la forma en que deb铆an conducirlos.

Igualmente, la jueza destituida tomaba decisiones judiciales obedeciendo a favoritismos de abogados espec铆ficos y a influencias pol铆ticas y que manejaba sumas de dineros considerables sin realizar transacciones bancarias.

Otro hecho fue un intento para influenciar a otros magistrados del Poder Judicial, para que una persona de su cercan铆a fuera beneficiada con una decisi贸n absoluta.

Adem谩s, le fueron grabadas una serie de conversaciones, supuestamente con el gobernador de la provincia, con el juez Sergio Furcal, del Departamento Judicial de Santiago, y con varias personas desconocidas, gestionando soluciones judiciales, incluso aceptando gratificaciones.

En la resoluci贸n 11-2018, de fecha 3 de abril del corriente, emitida por el CPJ, se indica que la magistrada Cana谩n D铆az fue encontrada culpable de cometer faltas graves en el ejercicio de sus funciones, al violar los principios de conciencia funcional e institucional.

Tambi茅n, en lo referente a la credibilidad, decoro, honestidad, independencia, imparcialidad judicial, integridad y prudencia establecidos en el C贸digo de 脡tica del Poder Judicial, y los art铆culos 41 numeral 4, y 44 numerales 1, 4, 5 y 10, y 45 numeral 10, as铆 como el 66 numerales 1 y 2 de la ley de carrera judicial 327-98.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here