El Ministerio de Defensa de la República Dominicana reforzó la vigilancia este lunes en localidades ubicadas al norte de la frontera de Dajabón, donde se observaron varias unidades militares y de la comisión migratoria (COMI), en busca de ciudadanos indocumentados con énfasis en los inmigrantes de nacionalidad haitiana.

En  municipios como Guayubín, Castañuelas, Villa Vásquez, Valverde, Mao y el cruce de Copey, la presencia de militares es mayor que en otras ocasiones.

La fila de vehículos en un puesto de chequeo en la zona fronteriza.
La fila de vehículos en un puesto de chequeo en la zona fronteriza.

Igualmente, en cada puesto de chequeo militar que enlaza a los pueblos de la Línea Noroeste con Dajabón se han tomado medidas extremas para impedir la entrada de ciudadanos haitianos de forma ilegal o indocumentada.

En el puesto de chequeo militar de la sección El Copey, próximo a la entrada del municipio de Pepillo Salcedo, se formó una larga hilera de vehículos del transporte público y privado, para ser depurados por los efectivos militares.

En tanto que el mercado binacional de cada lunes en la provincia de Dajabón se celebró hoy con mayor afluencia de público que en días recientes.

Piden mayor vigilancia tras muerte de dos personas

Distintos sectores reclamaron redoblar la vigilancia en la frontera entre la República Dominicana y Haití después de que el pasado sábado un militar murió a manos de un haitiano, quien posteriormente fue abatido por otro soldado.

La tarde del sábado un militar asignado al Cuerpo Especializado para la Seguridad Fronteriza (Cesfront) de la República Dominicana fue muerto de un disparo que hizo un haitiano que había sido mandado a detener por una patrulla fronteriza en la localidad el Callejón, en Elías Piña, suroeste dominicano y fronteriza con Haití.

Tras lo ocurrido, otro miembro de la patrulla ultimó al haitiano, quien, de acuerdo con el Ministerio de Defensa, iba con una mochila, que al parecer resultó sospechosa, junto a un compatriota, que emprendió la huida.

El Ministerio de Defensa dispuso una investigación de lo ocurrido, mientras distintos sectores piden reforzar la vigilancia en la frontera de casi 400 kilómetros que separa a ambos países caribeños y donde son frecuentes las denuncias de tráfico de personas y contrabando de armas y animales.

Así, el diputado Víctor Bisonó, del opositor Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), señaló, en Twitter, que lo ocurrido el fin de semana “es una grave amenaza a la nacionalidad dominicana” y advirtió que no “nos quedaremos con los brazos cruzados”.

Por su lado, el abogado y expresidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRM) Enmanuel Esquea confió, en declaraciones publicadas también en Twitter, que la muerte del soldado dominicano nos aviva “la obligación que tenemos los dominicanos de defender nuestra patria”.

El suceso ocurrió el mismo día en que el comandante general del Ejército, Estanislao Gonell Regalado, viajó a la Fortaleza “Beller”, en la fronteriza Dajabón, para reunirse con los comandantes de las unidades y agencias que operan como parte de la Fuerza de Tarea Conjunta e Interagencial “Cerco Fronterizo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here