Por: Marcelo Peralta.

Sabaneta, Santiago Rodríguez, R.D. Con el ímpetu que la caracteriza, licenciada Yaquelín Toribio, encargada de la Oficina Provincial del Ministerio de la Mujer, de aquí, abogó para que en la República Dominicana se produzca un real y efectivo proceso de homologación.

Toribio dijo que hoy día las mujeres están de pie, en lucha y decidida por conquistar la igualdad, lograr derechos, participación, libertad, respeto, posiciones en las altas esferas del Estado, pero se hace una necesidad impostergable prepararse de manera adecuada en los ámbitos social y académico.

Habló en la entrega de reconocimientos a mujeres que en el pasado sobresalieron en distintas áreas del saber con n motivo del Día Internacional de la Mujer.

Las exhortó a proseguir buscando principios como rector de la vida democrática que contribuyan a superar la discriminación, reducir la violencia física y psicológica que persiste en el país y el mundo.

Las galardonadas son Doña Ana Josefa Ovalles Cruz –Mamasa-, un mujer de larga data que ejercicio la enfermera en los sectores público y privado; Doña Ernestina Fanfán, altruista y solidaria; Doña Marianela Gómez Martínez, profesora y gestora comunitaria; Aleida Jimeno Olivier, secretaria por 42 años en el Centro Universitario del CURNO –UASD- en Santiago Rodríguez y Doña María Valeria de la Rosa, una filántropa, doméstica, madre y esposa ejemplar, premiadas en un lúcido evento desarrollado en el salón de actos Ambrosio Echavarría del Ayuntamiento Municipal.

La actividad fue organizada por la Oficina Provincial del Ministerio de la Mujer que dirige en esta provincia la profesora y licenciada Yaquelin Toribio, en coordinación con la Unidad de Género del Ayuntamiento que dirige la maestra Eunice Jimeno, actualmente Vicealcaldesa y quien no pudo asistir por quebrantos de salud.

Toribio dice que llegó la hora de producirse los procesos que establezcan políticas y medidas de igualdad real, que en se den las posiciones entre hombres y mujeres, por haber llegado a más de 100 años de haberse creado el Día Internacional de la Mujer, después de los hechos violentos generados en Nueva York, Boston, Chicago, Estados Unidos y Rusia en que decenas de personas murieron reclamando igualdad salariales y sociales en las empresas laborales.

Siempre y de acuerdo a Toribio, la práctica demuestra que no es suficiente tratar a los hombres y las mujeres de diferentes formas en sus posiciones de trabajo, tienen experiencias, necesidades, intereses y capacidades, por lo que se impone aplicar acciones y resultados equivalentes.

Entiende que es tiempo de incrementar la presencia y participación de las mujeres en los órganos político, legislativo y de gerencia, porque si se obra con justicia, a las mujeres les corresponde la mitad del cielo, de la tierra y del poder.

Aboga por el reforzamiento de la equivalencia y equidad de género para un justo tratamiento, lo cual implica la redistribución de recursos y oportunidades entre ambos.

La funcionaria precisa que, al llegar el Día Internacional de la Mujer, hay que redoblar los esfuerzos para reducir el alto índice de femenicidios y violencia, ya que cada vez es más necesario articular e involucrar a todos los sectores y acabar con estos flagelos que han provocados miles de hogares destruidos, niños y niñas huérfanas.

Dice que ha llegado el tiempo de que las mujeres no se sigan convirtiendo en ser cifras que se amontonan en los fríos informes; los oscuros anaqueles, en archivos digitales y de estar en las portadas de los diarios.

Según Toribio, es tiempo en que las mujeres tienen que dejar de ser un promedio de lamentos; acabar con la violencia física, psicológica, sino que es la hora de la igualdad, de levantarse, tener una vida libre sin violencia, una sociedad en donde impere el respecto, la dignidad y de que juntos luchen por un desarrollo sostenible.

Hizo saber que las mujeres están en pie de lucha, de que solas son invisibles y juntas se convierten en invencibles.

Feminismo:

Respecto al feminismo dice que tiene un deseo de que el país transforme en una sociedad vivible para mujeres y hombres puedan vivir en un ideario de libertad, integridad, posibilidad de desarrollo, con vida digna, acceso al bienestar, el goce pleno de derechos como seres humanos.

De que haya desarrollo humano de las mujeres y de los hombres con un pleno e íntegro en el bienestar y en el bienvivir.

La maestra de ceremonia fue la periodista y locutora Francis Tejada.

A la actividad estaban la licenciada Reina Rodríguez, encargada del Centro Universitario –UASD- en Santiago Rodríguez; la regidora Melania Roa; autoridades militares y representantes de otras entidades sociales y comunitarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here