Un grupo de aproximadamente 45 campesinos que peregrinaban en las inmediaciones del Palacio Nacional fueron desalojados de manera violenta en la madrugada de este jueves por “cientos” de agentes de la Policía Nacional, de acuerdo con la denuncia realizada por el párroco Miguel Ángel Grullón.

“Estábamos descansando en el suelo, esperanzados porque en el día de hoy teníamos programada una reunión con el mandatario Danilo Medina para resolver el problema de nuestras tierras en El Seibo. Sin embargo, aproximadamente a las 2:30 de la madrugada llegaron cientos de policías a sacarnos a rastras, levantándonos por los pies y con la cabeza por el suelo”, comenta Felix Mejía, quien no pudo contener sus lágrimas al recordar a escena.

“Me dieron por una costillas. Me jalaron por los pies y me llevaron a uno de los tres camiones que tenían dispuestos para llevarnos a un hospital alegando que estábamos enfermos”, agregó.

Los campesinos comentan que durante sus seis días de peregrinación en la avenida México un grupo se quedaba en vela durante la madrugada, pero que en la noche del miércoles todos se durmieron, ya que estaban confiados en que en el día de hoy les serían devueltas sus tierras.

Desalojan violentamente a campesinos que pernoctaban frente al Palacio Nacional

María Moreno, de 23 años de edad, narró lo ocurrido pasadas las 2:30 de la madrugada: Los oficiales “me apretaron las articulaciones para que no tuviera fuerza porque nos estábamos abrazandonos, formando una cadena humana para protegernos. Me rompieron la ropa. Ellos habían donde golpearme para que no se me notarán las marcas. Estábamos juntos, abrazados y nos daban golpes para separarnos. No me dejaron desnuda de casualidad”. Fue humillante, encima de estar en esa situación ellos grabaron todo, había flashes por todas partes”, reveló.

Y agregó: “Ellos llegaron, nos zarandearon y nos dijeron váyanse, recojan sus cosas y márchense. Nosotros le dijimos que no e hicimos una cadena . Por tal razón, ellos comenzaron a golpearnos, nos echaron por la fuerza, buscaban ciertos ligamentos para golpearnos, luego dijeron que nos levarían a un hospital porque supuestamente estábamos enfermos y eso es mentira, cuando llegamos a los hospitales ellos (la Policía) lanzaron bombas lacrimógenas dentro de la guagua. ¡Esas bombas eran las que nos iban a enfermar, había ancianos dentro de las tres guaguas!”, afirmó Moreno.

El sacerdote Grullón expresó que los oficiales tocaban a cinco por persona aproximadamente. “Dijeron que iban a llevarnos a centro de salud pero el trato fue muy violento muy, muy violento y en un tiempo récord. Si encendíamos un celular ellos nos los quitaban. Cuando nos trasladaron a los hospitales ellos lanzaron bombas lacrimógenas dentro del autobús. a las 3:00 de la madrugada nos dieron la orden de que fuéramos al baño, accedimos y cuando retornamos a la entrada del hospital ya no había miembros de la Policía en la área”, afirmó.

Grullón indicó que lo más traumático del desalojo fue ver como los oficiales sacaban a rastras a los ancianos. Los agentes “eran como un enjambre abalanzándose sobre nosotros”, afirmó.

Los peregrinos, que reclaman tierra desde hace seis días, fueron llevados a las 3:00 de la madrugada a los hospitales Central de las Fuerzas Armadas, Moscoso Puello y Darío Contreras supuestamente para recibir atenciones médicas. Sin embargo, esto no sucedió sino que se quedaron abandonados en el lugar hasta que fueron recogidos por miembros del Convento de las hermanas dominicas del Rosario, en donde se encuentran refugiados desde las 7:00 de la mañana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here