Por Tatis Zacarias

Uno de los atractivos turísticos de la provincia de Dajabón, lo constituye el Monumento al Trabajo, una obra realizada por el gobierno de facto de Rafael Leónidas Trujillo.

El Monumento al Trabajo fue inaugurado en el año 1961, y según nos cuenta José  Maria Monción, comunitario de la Gorra, el día de la inauguración fue un día de fiesta, donde la gente bailo con la música típica de Fefita la Grande.

El señor Monción rememora el momento de la presencia del Presidente dictador
Leónidas Trujillo: «Recuerdo que un señor (Chichi Rivas, de Aminilla, le regaló una bestia a Trujillo, y se montó en el animal, esa era una bestia muy bonita, y Trujillo se paseo por la Gorra, montado en la potranca».

El Monumento al Trabajo, luce como un lugar olvidado, quizás debido a lo que represento el gobierno de facto de trujillo, con maculas de sangre, historia que el dominicano se resiste a que se repita.

Según algunas versiones, en esta visita a la Gorra, se tenia la sospecha del atentado al Generalísimo Trujillo, por parte del mocano Antonio de la Maza, en venganza del asesinato de su hermano, el Piloto Octavio de la Maza (Tavito).

En su visita a la Gorra, habían ordenes extremas en el cuartel de la guardia, de la comunidad de Partido, para que estuvieran a ojo visor, y que no dejaran pasar a nadie, mientras Trujillo permaneciera en la inauguración del Monumento al Trabajo.

Aunque ese día de la inauguración del Monumento al Trabajo, no se dio el plan de asesinar a Trujillo, pero ese mismo año, 30 de mayo, de 1961, cae abatido a balazos, próximo a la Feria Ganadera, en la Avenida George Washington, en la capital, uno de los hombres mas sanguinarios que ha parido la República Dominicana

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here