Diferencias entre dirigentes del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) y la Fundación Joaquín Balaguer impidieron que este año se repartieran las famosas fundas coloradas con comestibles y bebidas, que por motivo de la celebración de Navidad realiza desde hace varios años esa fundación en su local de la avenida Máximo Gómez número 25, la antigua residencia del expresidente Joaquín Balaguer.

“Por razones estructurales no se pudo realizar”, se limitó a responder Joaquín Ricardo, nuevo presidente de la Fundación Balaguer, sobre los motivos por lo que no se hizo el reparto que en años anteriores han encabezado los dirigentes reformistas Rafael Bello Andino y Ramón Rogelio Genao, secretario general del PRSC.

Ricardo explicó que una porción sustancial fue repartida por colaboradores de la entidad en distintas localidades del país.

“Lo que no se pudo hacer fue el reparto. Pero realmente una pequeña porción fue repartida”, explicó Ricardo vía telefónica a Diario Libre.

Indicó que entre los “colaboradores” de la entidad que repartieron las bolsas navideñas, estuvieron Florentino Carvajal en Elías Piña, Beni Metz en San Cristóbal, doña Noris García Papaterra en Hato Mayor; Confesor Martínez, Bienvenido Mercado y Juan Beltré en la Provincia Santo Domingo y Freddy Roa en Guerra.

Según una fuente de entero crédito, las facciones que se pugnan el poder dentro del PRSC no han logrado ponerse de acuerdo para la repartición de las fundas y cajas con comestibles, por lo que cada una de estas actuó por separado durante la jornada de este año con las raciones que le otorga el Gobierno.