Según las denuncias de un abogado y grupos comunitarios, en el munipicio Villa Vásquez, en Montecristi, operan 36 puntos de ventas de drogas visibles que cuentan con la supuesta complicidad de las autoridades.

La denuncia sale a relucir a raíz del escándalo que involucra a la renunciante fiscal adjunta Carmen Lisset Núñez, a siete integrantes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) acusados de plantar estupefacientes a jóvenes con la finalidad de extorsionarlos.

En contraposición a esta situación, lo que nos preguntamos es por qué esa fiscal no va atacar los puntos de drogas visibles, 36 en total y ella los conoce y sabe dónde están y nunca ha ido a intervenirlos”, expresó el abogado Elbis Muñoz Sosa.

Informó que recientemente, un hombre resultó herido a cuchilladas en uno de esos puntos de ventas de drogas. La denuncia de colocar estupefacientes a personas, algunos dirigentes populares y comunitarios para hacerles daño, no es exclusivo de Villa Vásquez.

El dirigente del movimiento Los Peregrinos de Moca, Juan Comprés, recuerda que el 3 de mayo del 2017, él fue víctima de esa mala práctica, tras plantarle 52 porciones de cocaína en su vehículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here