SANTO DOMINGO, República Dominicana. El empresario Fernando Capellán abogó por la ampliación del Puerto de Manzanillo, ubicado en la provincia de Montecristi,en lugar de embarcarse en la construcción de una nueva infraestructura.

Dijo que con una inversión de no más de US$10 millones para una ampliación se lograría que lleguen barcos de mayor calado y se pueda montar una grúa en el espigón, lo que beneficiaría a múltiples industrias.

En una nota, el empresario detalla una serie de puntos por los que sería necesario tomar la decisión de ampliar el puerto de Manzanillo, el de mayor calado natural en el país y que hace años ha sido razón de diálogos entre el sector privado y público.

Argumentó que al embarcar la producción por el sur, los exportadores de la región norte tardarían un día y medio más en el agua, aspecto que con las tendencias globales de velocidad, bajos inventarios y rápida entrega; los hace menos competitivos y en muchos casos no factibles.

Plantea que la creación de empleos formales es una necesidad urgente que se enfatiza en la zona fronteriza. Para estos fines considera indispensable invertir y crear oportunidades desde el punto norte al sur.

“Manzanillo es clave para este desarrollo en la parte norte del país. Existen hoy importantes industrias que por su volumen, los costos de transporte de exportación y otros factores, les es muy atractiva la zona fronteriza para sus operaciones”.

Entre las industrias que según su mención se verían favorecidas por la ampliación de Manzanillo están la industria de muebles, la textil, ensambladoras de electrodomésticos, de juguetes, etc. “Un buen ejemplo son las Zonas Francas Industriales de Caracol y CODEVI,  de estas dos se exportan unos 50 contenedores semanales con tendencia a subir aceleradamente”, mencionó Capellán.

Además, estableció que si al puerto pudiesen llegar barcos de mayor calado, podrían lograr aumentar la cantidad de empresas a instalarse en el norte y, por ende, aumentaría la carga a mediano plazo.

Según su análisis, esto a la vez multiplicaría la carga en los puertos del sur por las importaciones de materia prima que llegan desde Asía, y a medida que la cadena de suministro y logística se haría más ágil y de menor costo, aumentaría el volumen. De esa manera las iniciativas serían más factibles, lo que haría atractivo ubicarse en esta región.

“Es muy importante tomar en cuenta (y es el riesgo ante una catástrofe) que todos los puertos del país están localizados en el sur, recordemos que el huracán George categoría 3 destruyó 82 puentes”.

Para Capellán, este puerto sería uno de los últimos bienes públicos, ya que todos los demás están consignados al sector privado. Por su parte, dice que están de acuerdo con buscar una alianza entre el sector público y privado, o de forma individual, pero que en fin “lo que se necesita es abrirnos al mundo desde el noroeste”.

Fuente Acento.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here